HISTORIA DE NUESTRA PARROQUIA

 

La historia de nuestra parroquia comienza con la voluntad de los vecinos de Valparaíso de construir una iglesia donde poder celebrar la Santa Misa y los Sacramentos. Fue en 2004 cuando un vecino de este barrio (C.M.G.) decidió enviar una carta al entonces cardenal de Toledo Antonio Cañizares Llovera, explicando la situación del barrio y la necesidad de tener un templo donde celebrar los cultos. Hasta entonces, los vecinos tenían que desplazarse hasta la capilla del Observatorio Geofísico o a cualquier otra parroquia de Toledo. Estuvimos adscritos a la parroquia de Santa Teresa de Buenavista y después a la de San Juan de la Cruz.

En verano de ese año, el cardenal respondió a nuestra petición y envió al entonces vicario de la diócesis D. Juan Miguel Ferrer y al sacerdote D. Antonio de Jesús Muñoz Hernández para que vieran las viviendas del barrio de Valparaíso, con la idea de poder adquirir una y poder celebrar allí los sacramentos principales.

Al estar adscritos a San Juan de la Cruz, celebrábamos allí las comuniones y demás actos. Más adelante se empezó a celebrar la eucaristía dos días por semana en una vivienda adosada de la Avenida del Tilo, mucho más accesible para los vecinos de nuestro barrio.

En agosto de 2004 se publicó el decreto de erección de la parroquia y se decidió ponerle el nombre de “Santa Beatriz de Silva”. El Ayuntamiento de Toledo, presidido entonces por José Manuel Molina, decidió ceder al Arzobispado una parcela de unos 11.000 metros cuadrados en la Avenida del Madroño para edificar el templo parroquial, los salones y demás servicios que darían cobertura espiritual a los distintos barrios de la zona. Actualmente, en 2017, la parroquia está formada por los barrios de La Legua, Valparaíso, Vistahermosa y Tres Culturas, que suman un total de 5.700 habitantes.

Durante la construcción de la iglesia, los actos de culto se seguían oficiando en la vivienda de la Avenida del Tilo, conformando una verdadera comunidad con D. Antonio de Jesús como párroco. Más adelante, cuando la construcción de la iglesia terminó, vinieron dos sacerdotes más. En el año 2012 José María Gómez Jané pasó a ser el nuevo párroco, y comenzó a crear distintos grupos de formación y de crecimiento en la vida cristiana. Además, contamos con la presencia de D. Raúl Tinajero Gómez (por entonces Vicario Parroquial), que organizó, junto con varios miembros de la parroquia, un grupo de jóvenes con la iniciativa pionera del iforma, que luego se extendería a toda la diócesis como periodo de formación después de la confirmación. También se organizaron los primeros campamentos de verano y convivencias para los niños y adolescentes de la parroquia, los cuales se siguen realizando cada año. Más adelante llegaría D. Rubén como nuevo Vicario parroquial, un sacerdote joven que continuó la tarea iniciada.

Por aquel entonces ya se podía celebrar misa en la iglesia, pero faltaba la construcción de los salones parroquiales. Pronto se emprendieron las obras para poder realizar todas las actividades pastorales necesarias en la Parroquia. Terminadas las obras, se inauguró el “Centro Parroquial” en Junio del año 2013, como lugar para impartir las catequesis y demás actividades parroquiales, pero también con el sentido de que es un lugar de acogida para la gente de nuestros barrios: abierto a todo y a todos.

Desde el comienzo de esta nueva etapa con el párroco actual, comenzó a funcionar el Consejo Pastoral Parroquial y la Junta Económica. Los salones llevan funcionando cuatro años, y en ellos tienen lugar las catequesis y  formativas de los niños y jóvenes de la parroquia. Además se han organizado varios grupos de adultos que quieren profundizar en su fe, como el grupo de Liturgia, o el equipo de Cáritas parroquial que de manera voluntaria ayudan a los más necesitados. También cabe destacar el papel del coro parroquial, que con los años se ha ido ampliando. Actualmente la Parroquia está formada por una gran comunidad cristiana comprometida y dinámica.

Desde Septiembre de 2014, D. Raúl Medina Noguera es el Vicario Parroquial, continuando como Párroco D. José María y pasando a ser adscrito D. Raúl Tinajero Gómez (Director del Secretariado de Juventud de la Conferencia Episcopal Española).

El 10 de septiembre de 2017 tomó posesión como párroco D. Alfonso Mantero Galán, continuando como Vicario parroquial D. Raúl Medina. Ellos siguen siendo los sacerdotes de la parroquia hasta hoy.